Menu & Search
Sopas crema para decirle chau al frío

Sopas crema para decirle chau al frío

Sus texturas, sabores y aromas te van a hacer olvidar que estamos en invierno.


Los días de frío son ideales para tomar esa sopita que tanto nos gusta y, si es cremosa, ¡mejor! Animate a preparar estas opciones que nos enseña Victoria Jackson con los ingredientes de temporada y preparate para activar todos tus sentidos.

Sopa crema de coliflor

Lo que hace a esta sopa especial es la crema de ajo, que al ser con ajo horneado es mucho más liviana que el ajo crudo, y el polvo de hongos, que es re fácil de hacer”.

Ingredientes para la sopa
Coliflor grande (morada o blanca, no cambia el sabor, pero el morado le da un color increíble) 1 cabeza
Puerro (solo lo blanco) rebanado 1 un.
Aceite de coco neutro u oliva un poco
Cebolla picada ½ un.
Leche de almendras 1.5 o 2 tz.
Extracto de vainilla natural 1 cdta.
Sal y pimienta a gusto
Polvo de hongos de pino 1 cdta.
Crema de ajo 1 o 2 cdtas.

Preparación: precalentar el horno a 200 grados. Cortar el coliflor en pequeños pedazos. Aceitar una fuente de horno con un poco de aceite de coco u oliva y agregar el coliflor cortado y el puerro en rebanadas. Cocinar unos 10-20 minutos hasta que dore el puerro y el coliflor esté tierno.
Calentar una sartén con un poco de aceite de coco u oliva y dorar la cebolla hasta que esté bien tierna. Colocar coliflor, puerro, cebolla, polvo de hongos, leche de almendras, sal y pimienta en una licuadora y procesar hasta que esté bien liso. También se puede hacer con mini primer. Ajustar cantidad de leche de almendras según cuán líquida o cremosa te guste la sopa.

Crema de ajo: precalentar el horno a 180 grados. Cortar levemente la parte superior de una cabeza de ajo, paralelo a la tabla. Colocar la cabeza de ajo en una fuente chica de horno y rociarla con un poco de agua. Tapar la fuente con papel aluminio y llevar al horno 30-40 minutos hasta que el ajo esté bien tierno. Cuando se enfríe, presionar con las manos la piel del ajo para extraer la pulpa. Procesar con una mini primer y agregar sal a gusto. Mientras más se procese, más cremosa queda.

Polvo de hongos: colocar uno o dos puñados de hongos de pino en una licuadora y procesar hasta que se forme un polvo. Pasarlo por un colador fino para extraer un polvo bien fino. Lo que no queda muy fino se puede volver o procesar o guardar para otra cosa.

Servir la sopa caliente con una cucharadita de crema de ajo mezclada (es clave) y una pizca de polvo de hongos por encima.

Sopa de calabaza

Es cremosa pero de crema no tiene ni una gota. La clave para un sabor irresistible es el caldo de verduras casero”.

Ingredientes
Calabaza grande, pelada y cortada en cubos 1 un.
Aceite de oliva 2 cdas.
Cebolla grande, picada 1 un.
Ajo, picados 2 dientes
Caldo de verduras casero 2 tz.
Sal y pimienta a gusto
Miel (opcional) 1 cda.

Preparación: calentar a fuego medio el aceite y agregar la cebolla y ajo. Revolver. Cuando haya dorado, agregar la calabaza y revolver unos minutos. Agregar el caldo casero y, si fuera necesario, agregar más agua para cubrir la calabaza. Hervir hasta que la calabaza esté tierna. Agregar sal y pimienta a gusto, retirar del fuego y procesar toda la sopa. Agregar la miel y servir. También se puede congelar en porciones para otro momento.

Preparación caldo casero: saltear a fuego medio por 5 minutos 1 cucharada sopera de aceite, 2 cebollas grandes cortadas en gajos, 3 zanahorias cortadas en rodajas medianas, 3 tallos de apio pequeños y 5 dientes de ajo levemente picados. Luego agregar 8 tazas de agua y 2 hojas de laurel, 2 ramas de tomillo fresco o 1 cdita. seco, y como opcional: 2 tazas de verduras congeladas que sobran de otras cocciones y no se usan (cebolla de verdeo, ciboulette, cáscaras de cebolla, papa, etc.; menos verduras crucíferas: repollo, brócoli, kale, etc.).
Hervir por 45 minutos. Apagar fuego, pasar caldo por colador y descartar la verdura. Se pueden congelar en la cubetera de hielos para poder tener pequeñas porciones.

Sopa de boniato con Za’atar 

El boniato es la batata naranja que es como una fusión entre la batata común y la calabaza. ¡Superdulce!

Ingredientes para la sopa
Aceite de oliva (para el za’atar) ¼ tz.
Aceite de oliva 2 cdas.
2 cdas. de za’atar (receta abajo. es opcional.)
Aceite de coco neutro 2 cdas.
Cebolla picada 200 g
Azúcar orgánico 2 cdas.
Aceto balsámico 1 cdta.
Boniato pelado en cubos 700 g
Caldo de verduras (misma receta que el de calabaza) 5 tz.

Preparación: calentar las 2 cucharadas de aceite de oliva y el aceite de coco en una olla grande y luego agregar la cebolla, el azúcar y el aceto. Dejar que caramelice lentamente a fuego lento. Cuidar que no se queme. Cuando haya caramelizado, agregar el boniato y dorar unos minutos. Luego agregar el resto de los ingredientes, excepto el za’atar y aceite para el za’atar. Cocinar hasta que el boniato esté bien tierno. Retirar del fuego y dejar enfriar un poco antes de procesar con una minipimer o licuadora.

Ingredientes para el Za’atar
Sumac (una especia que se consigue en el barrio chino) ¼ tz.
Tomillo 2 cdas.
Semillas de sésamo tostadas procesadas en una licuadora 1 cda.
Orégano 3 cdas.
Sal 1 cdta.

Instrucciones para el Za’atar:
Tostar semillas de sésamo en una sartén a fuego bajo y dejar enfriar. Luego colocar todos los ingredientes en una licuadora y procesar. Debe quedar un poco de textura. Mezclar 2 cucharadas con ¼ taza de aceite de oliva y dejar infusionar 30 minutos. Mientras más tiempo se deje infusionar, más aromático y rico será. Agrega una cucharadita por porción encima de la sopa en el momento de servir.

Seguí a Victoria Jackson en:
Instagram:
@vickyjacksonok
Web: http://www.thewellbarjournal.com/