Menu & Search
La relación entre la enfermedad celíaca y la anemia

La relación entre la enfermedad celíaca y la anemia

La anemia puede definirse como la disminución de los glóbulos rojos o de su contenido en hemoglobina, que es una proteína que contiene hierro (Fe). Esto dificulta el transporte normal de oxígeno desde los pulmones a los tejidos de todo el organismo, con su consecuente alteración en las funciones de ellos.


Las causas más comunes de la anemia son la falta de hierro, ácido fólico o vitamina B12 en el cuerpo y cada uno de estos nutrientes son necesarios para la creación y desarrollo de los glóbulos rojos.

La falta de absorción de hierro puede darse porque la persona no consume suficientes alimentos que lo contienen o, como en el caso de la celiaquía, porque el intestino delgado está dañado y no es capaz de absorberlo. Algunos expertos señalan que la anemia ferropénica es el síntoma extradigestivo de la celiaquía más común. 

Los síntomas más comunes de la anemia son:

  • Cansancio, fatiga, debilidad.
  • Dolores frecuentes de cabeza.
  • Confusión, mareos.
  • Piel pálida.
  • Irritabilidad.
  • Manos y pies fríos.
  • Falta de apetito.
  • Uñas y cabello débil.

La buena noticia es que cuando una persona recibe el diagnóstico de la enfermedad celíaca y comienza a realizar la dieta Libre de Gluten – Sin TACC, el intestino delgado empieza a recuperarse y los nutrientes pueden ser absorbidos de forma correcta.

Algunos consejos frente al diagnóstico de la anemia:

  • Se pueden ingerir alimentos ricos en hierro como: hígado, mariscos, carnes magras, aves, vegetales de color verde oscuro, entre otros.
  • La ingesta de vitamina C mejora la absorción del hierro.
  • Si se consume algún suplemento de hierro, el mismo debe estar inscripto como Libre de Gluten.

Ante cualquier duda, no dejes de consultar al médico pediatra.

Más información en:
Asociación Celíaca Argentina
www.celiaco.org.ar