Menu & Search
Déficit de hierro en los niños: por qué se da y cómo la prevenimos

Déficit de hierro en los niños: por qué se da y cómo la prevenimos

Es frecuente que los niños se pongan selectivos con la comida. Y aunque es parte del crecimiento experimentar y preferir algunos sabores más que otros, el rechazo a algunos alimentos puede traer complicaciones por carencia de  los nutrientes que aportan.

 

En el caso del hierro, su deficiencia no es rara en los niños y niñas. Si bien hay casos que presentan más predisposición a este riesgo, su causa principal es no sumar en los platos alimentos ricos en este mineral.

 

El hierro es el encargado de transportar el oxígeno que ingresa por la sangre a las diferentes partes del cuerpo. Tiene un rol muy importante en el crecimiento y rendimiento de los chicos a toda edad. Si su presencia es escasa puede afectar su desarrollo normal.

 

Su déficit puede presentarse en distintos niveles al punto de generar anemia ferropénica (por falta de hierro).

 

¿Cómo prevenimos la anemia en los chicos?

  • Ofreceles alimentos con alto contenido de hierro como las carnes rojas, de ave o pescado. Otra opción son los vegetales como espinaca y acelga, y las legumbres como las lentejas. Dependiendo de la edad, podés ofrecer estos alimentos en papillas o desmenuzados.
  • Elegí alimentos con hierro agregado, como yogures y cereales fortificados. Y en caso de los lactantes, si bien lo ideal es la leche materna, siempre es conveniente elegir opciones de leche comercial con agregado de hierro.
  • Evitá la leche en exceso cuando ha comenzado con la alimentación sólida (entre 1 y 5 años).
  • Agregá cítricos como la vitamina C que mejoran la absorción de hierro. Sumá cítricos, tomate, frutillas o verduras de hojas oscuras acompañando sus platos.

 

Ante cualquier duda, consultá con tu pediatra o médico de cabecera.

Dra. Florencia Rolandi, Médica Cardióloga, MN 100.667.