Menu & Search
“La mujer actual es una mujer maravilla, pero con derecho a cansarse”

“La mujer actual es una mujer maravilla, pero con derecho a cansarse”

Miriam Buffa es de las que rescatan los valores de la cocina por amor, no por obligación, y hoy la elegimos para homenajear a través de ella a todas las mujeres en su día.


Desde chica veía cocinar a su madre y a los 13 años empezó a hacer sus propias creaciones en pastelería que “se vendían muy bien”, según ella misma confiesa. Se trata de Miriam Buffa, cosmetóloga, administrativa y, sobre todo, cocinera y creadora de @miriambuffa, cuenta de Instagram donde comparte sus recetas con sabores de la infancia. “Busco todo el tiempo hacer cosas diferentes, porque muero lentamente si me das rutina”, dice desde algún lugar de Ushuaia donde vive hace ya varios años. Trabaja para marcas nacionales de lácteos, chocolates y electrodomésticos, da talleres de cocina y participa en programas de tv. Es una típica mujer actual argentina, inquieta, emprendedora, entusiasta.

¿Cómo es ser mujer emprendedora?

Ser emprendedora es todo un gran desafío, está lleno de alegrías, esfuerzo, ganas, mucho trabajo y una pizca de sueños. De todo lo más importante es el desafío, palabra que para mí está llena de la misma sensación que tener mariposas en la panza y de sentir al final que ¡sirve! Si resultó, es un logro más, y si no, sirve para aprender más y mejorar todo lo que podamos, reforzando para superar las fallas. Una de las ventajas más importantes de ser emprendedoras es ser nuestras propias jefas, poder manejar tus horarios, hay mayor satisfacción, es luchar superando metas y obstáculos, disfrutás trabajar desde casa y además es un recreo con la familia, estás ahí cerquita o manejás tus horarios, y lo más importante de todo es que los logros son tuyos.
Por otro lado, tiene algunas dificultades como que hay que remarla mucho, los riesgos que corremos, requiere mucha más dedicación, pero en realidad creo fielmente que el que no arriesga no gana y si no se gana se aprende, caerse te enseña a volver a levantarte y seguir, eso me parece maravilloso. ¡Crecer, evolucionar, fluir!

¿Qué mujeres te inspiraron en la cocina?

La mujer que más ha inspirado mi vida desde la infancia es mi madre hermosa y dulce y Victoria, la mamá de mi amiguita Fer ¡sin lugar a dudas! (sigue haciéndolo desde alguna estrella). También mujeres de la cocina como la gran Blanca Cotta, Juliana López May, Julia Child y algunas cocineras europeas.

¿Qué recuerdos tenés de esos sabores de tu infancia que te dejaron las mujeres de tu familia?

Guardo como tesoros los sabores de la infancia (es mi frase preferida) de esos alfajores de maicena que mi madre me hacía cada 3 de noviembre por pedido mío como regalo de cumpleaños. De mi tía Marta, una crema de naranjas recién cosechadas del árbol, y de Victoria amaba su lemon pie y su escabeche de berenjenas.

Si tuvieras que elegir una receta que te identifique como mujer, ¿cuál sería?

Una receta que me identifique como mujer es el lemon pie ¡toda la vida! Hice miles, muchos, no podría decir cuántos, hasta logré que a mucha gente a la que no le gustaba lo terminaran amándolo. Los hice con varias cremas y masas diferentes. Les comparto la receta:

Para la masa, mezclar 100 gramos de manteca con 100 gramos de azúcar y un poquito de vainilla, ralladura de medio limón, mezclar hasta integrar. Agregar un huevo y después 100 gramos de harina 0000 con 100 gramos de harina leudante, unir, formar la masa y forrar una tartera de 24 cm. Llevar al horno 15/20 minutos, con peso.

Para la crema de limón: en una ollita poner 200 cc de jugo de limón, 100 cc de agua y ralladura de 1 limón. Llevar al fuego hasta que hierva, apagar y reservar. En un bol poner 4 yemas (claras para merengue), 2 huevos, 250 gramos de azúcar y 50 gramos de almidón de maíz, batir con batidor de alambre e integrar bien. Agregar el jugo sobre la mezcla de huevos, mezclar hasta que no queden grumos y volver al fuego 3 minutos sin dejar de batir, retirarlo del fuego y pasar la crema por un colador para eliminar la ralladura. Dejar entibiar y agregar 150 gramos de manteca a temperatura ambiente cortada en trocitos, mezclar bien con batidor de alambre hasta que quede una crema lisa, si todavía no tienen la masa, poner un film de contacto sobre la crema (para que no se reseque y forme una capita) y llevar al frío. Y si la van a poner en el lemon pie, la masa debe estar fría y la crema caliente, dejar enfriar y poner merengue encima.

¿Cómo ves el rol que está tomando la mujer actual en la sociedad?

Amo el rol que tenemos las mujeres en la actualidad, una especie de mujer maravilla, pero con derecho a cansarse, a decir que no, a no maquillarse ni peinarse, a no conformar a todo el mundo, ni estar disponible incondicionalmente ¡me encanta! Tenemos cada vez más igualdad, exigimos, demandamos, luchamos y estamos transformando el mundo. Una lucha que se viene arrastrando hace años por mujeres fuertes, valientes, que dieron hasta su vida, somos libres. En mi profesión, veo cada vez más involucradas a las mujeres con la cocina, ya que hay un compromiso por comer saludable, rico y simple, pero disfrutando de eso y de cada detalle con la familia. En lo laboral creo que las mujeres buscamos un equilibrio todo el tiempo, entre trabajar, ser independientes y al mismo tiempo no descuidar momentos con nuestros seres queridos, ya sea compartir una tarea, una merienda o un acto del colegio, o alguna cita de a dos un día cualquiera. Y ya no hacemos todo nosotras, permitir que todos ayuden y colaboren con las tareas en la casa y las responsabilidades familiares que ya no son solo exclusivas de las mujeres.

¿Qué les dirías a otras mujeres para inspirarlas?

Quiero decirles que la vida es más simple de lo que creemos, que dejemos de lado los ideales de belleza ¡somos todas hermosas! Porque es la belleza interior la que cuenta. Y más hermosas aún si luchamos por nuestros sueños, por amarnos más, tenemos mucho amor para dar, para compartir, podemos cuidarnos unas a otras, dejando la envidia y los celos de lado, tenemos que celebrar la vida haciendo lo que más nos guste, reír mucho, dejar huellas, enseñar, aprender, criticar menos, ayudar más. Y cocinar por supuesto, volver a lo hecho en casa, la cocina une, transforma, cura, es amor ¡se disfruta! Por eso no solo la comparto con los que amo, sino con las personas que me acompañan a través de Instagram. Eso me llena el alma, me inspira y me hace muy feliz. La felicidad, como todo, no llega sola, se busca, se trabaja incansablemente para conseguirla.

Seguí a Miriam Buffa en :
Instagram:
@miriambuffa