Menu & Search
Ponele pesto al pescado

Ponele pesto al pescado

Anticipate al menú de Semana Santa con estos filetes de salmón y merluza que explotan de sabor.


Sumar pescado a la dieta familiar no siempre resulta fácil. A algunos no les gusta, a otros les resulta sin sabor, pero lo cierto es que bien condimentado la cosa cambia. Para estas Pascuas te proponemos que sorprendas hasta al más escéptico pintando tu filete de merluza o salmón con dos opciones de pestos caseros que nos enseña la cocinera Sofía Sarli:

• Pesto de tomates secos para el filete de salmón

Ingredientes
Tomates secos, previamente hidratados ½ tz.
Nueces 1/3 tz.
Albahaca 1 puñado de hojas
Queso rallada ¼ tz.
Ajo 1 diente
Aceite de oliva 1/3 tz.
Sal y pimiento a gusto

Preparación del pesto
En un mixer colocar los tomates secos, las nueces, la albahaca, el queso rallado, ajo, aceite de oliva y agua. Procesar hasta que se forme una pasta lisa. Salpimentar a gusto. Si no se va a usar enseguida, conservar en frasco hermético (por arriba cubrir con una capa fina de aceite, así dura más tiempo).

Preparación del filete de salmón
Colocar el filete en una placa profunda, con la piel hacia abajo. Cubrir con aceite de oliva y ralladura de limón. Tapar con papel film y llevar a la heladera hasta el día siguiente. Retirar el salmón de la marinada y cortar en porciones. Sellarlas en una sartén sobre la parrilla del lado de la piel, dar vuelta, quitar la piel y terminar de cocinar a fuego bajo para que quede jugoso. Salpimentar y servir junto con el pesto.

• Pesto de kale y maní

Ingredientes
Kale 5 hojas
Maní pelado y sin sal ¼ tz.
Aceite de oliva ¼ tz.
Ajo en polvo 2 cdtas.
Quedo parmesano rallado 1/3 tz.
Sal y pimienta a gusto

Preparación del pesto
En un mixer colocar todos los ingredientes. Procesar hasta que quede una pasta homogénea. Si no se va a usar enseguida, conservar en frasco hermético (por arriba cubrir con una capa fina de aceite, así dura más tiempo).

Preparación del filete de salmón
Salpimentar los filetes y acomodarlos sobre el papel aluminio. Pintarlos con pesto y envolverlos. Colocar los paquetitos en una fuente de horno con un dedo de agua. Y llevarlos al horno medio por unos 25 minutos. Sabremos que están listos cuando los filetes no estén traslúcidos. También podemos poner todos los filetes de pescado en un mismo papel aluminio sobre una cama de pesto y cubiertos de verduras.

¡Con estas combinaciones ya nadie te va a poner mala cara cuando sepan que el menú es pescado!

Seguí a Sofia Sarli en:
Instagram:
@mamacontatuajes