Menu & Search
Rawmesan, el queso rallado alternativo

Rawmesan, el queso rallado alternativo

No tiene derivados lácteos por lo que es el preferido de los veganos para darles sabor a sus comidas.


Por la combinación de elementos en su nombre “raw” (crudo, en inglés) y “mesan” (parmesan, en inglés), el rawmesan es conocido como el queso parmesano vegano. Sin embargo, no muchos están de acuerdo con esta comparación, aunque sí coinciden en que es una alternativa al queso rallado tradicional que se puede usar en pastas, ensaladas, comidas de olla, rellenos para tartas y muchas opciones más.

“Si fuéramos estrictos, podríamos decir que es un “mix de semillas, frutos secos y especias procesadas, con textura semejante a la del queso rallado”, aclara la cocinera Anita Ruiz. Es posible elegir distintas combinaciones de ingredientes, proporciones y diferentes niveles de procesamiento, por lo que: “no existe una sola receta, sino tantas como gente que lo prepare”, dice. En su caso, en sus recetas, no pueden faltar la cúrcuma, por el aporte de color, y las semillas de girasol, por su sabor.

Rawmesan con cúrcuma y girasol

Ingredientes
Semillas de girasol crudas y peladas ½ tz
Cúrcuma en polvo (puede variar la cantidad, según la intensidad del sabor de la cúrcuma utilizada) 2 a 3 cdas.
Castañas de cajú o almendras peladas, crudas ½ tz
Sal rosa, marina o la de preferencia, a gusto

Preparación
Procesar las semillas de girasol hasta que estén bien desintegradas. Agregar el resto de los ingredientes y procesar hasta conseguir la textura deseada.

Rawmesan con levadura nutricional (muchos dicen que ayuda a intensificar el sabor “a queso”)

Ingredientes
Semillas de girasol crudas y peladas ½ tz
Castañas de cajú, nueces o almendras peladas y crudas ½ tz
Levadura nutricional ¼ tz
Cúrcuma en polvo 1 cda.
Sal rosa, marina o la de preferencia, a gusto
Ajo en polvo a gusto

Preparación
Procesar las semillas de girasol hasta que estén bien desintegradas. Agregar el resto de los ingredientes y procesar hasta conseguir la textura deseada.

Una vez lista la receta elegida, se puede conservar en frasco limpio, tapado y en heladera durante un mes.

La textura de la preparación depende de cuanto tiempo se procese e, inclusive, del tipo de herramienta que se utilice para prepararlo: “Un resultado se obtiene con una minipimer y otro, completamente diferente, con una procesadora más industrial”, afirma la cocinera.

Es importante aclarar que ambas opciones contienen ingredientes incluidos en la lista de alimentos que pueden desencadenar reacciones alérgicas con mayor frecuencia, por lo que sugerimos consultar al médico antes de ingerirlo.

Para veganos, vegetarianos o quienes simplemente quieran variar la forma de condimentar sus comidas, el rawmesan es fácil de hacer y una alternativa nutritiva y sabrosa al queso rallado tradicional.

 

Seguí a Ana Ruiz en:
Instagram: @platonvegano
Web: www.platonvegano.com