Menu & Search

SOUFFLÉ DE QUESO ¡ET BON APPÉTIT!

Hay comidas que tienen el poder de transportarte, y esta es una de ellas. Esta clásica receta francesa promete llevarte por un momento a una hermosa mesita en una vereda parisina, respirando ese increíble olor a queso horneado. ¿Te lo imaginaste? ¡No te quedés con las ganas! Acá te pasamos la receta, tan simple como deliciosa.

Ingredientes:
120 g de queso parmesano, rallado
3 cdas de manteca
3 cdas de harina
245 ml de leche
½ cdta de sal
½ cdta de pimienta negra
c/n nuez moscada
5 huevos (4 yemas, 5 claras)

Procedimiento:
– Precalentar el horno a 200°C
– Enmantecar y enharinar ligeramente los moldes. Agitarlos para sacar el excedente. Reservar en la heladera mientras hacemos el soufflé.
– Derretir las 3 cucharadas de manteca en una cacerola a fuego medio. Incorporar la harina mezclando con una cuchara de madera durante 2 minutos, sin dejar que se dore. Verter la leche y batir vigorosamente hasta que esté bien mezclada. Incorporar la pimienta y la nuez moscada. Dejar hervir durante un minuto y retirar del fuego.
– Separar las claras de las yemas y reservar ambas.
– Incorporar 4 yemas a la salsa bechamel hecha previamente y batir.
– Por otro lado, batir las 5 claras de huevo con la sal a alta velocidad hasta lograr formar picos rígidos. Agregar una pequeña parte de la preparación de las claras a la salsa del soufflé. Luego incorporar casi todo el queso rallado (reservar unas 2 cucharadas). Añadir el resto de las claras con movimientos envolventes, cuidando el volumen y el aire.
– Verter cantidades iguales de la mezcla de soufflé en los moldes preparados hasta que estén un poco más que ¾ llenos. Golpear ligeramente cada molde en la mesada para eliminar las burbujas de aire. Espolvorear cada soufflé con el queso rallado restante.
– Colocar en una bandeja para hornear en el medio del horno. Bajar el fuego a 180°C y hornear durante 14-17 minutos. Retirar los soufflés una vez que estén inflados aproximadamente 3 cm por encima de los bordes de los moldes.
– Servir inmediatamente. Los soufflés se pueden desinflar muy rápido y se deben servir unos minutos después de sacarlos del horno.