Menu & Search
A comer jugando

A comer jugando

En el Día del Niño sorprendelos con unos divertidos platos con formas de animalitos.


Hacer dibujos en los platos con la comida para que los chicos coman con entusiasmo esos ingredientes que no les gustan tanto es un buen recurso para los padres. Pero también puede ser un lindo regalo prepararles el desayuno, un almuerzo o la merienda con estas simpáticas y originales propuestas de la foodart Ariadna Gutiérrez de @soycusi:

Desayuno: avena cremosa con miel

Despertalos llevándoles a la cama este potente desayuno con sus animales preferidos: sapo, búho, perro, conejo, chanchito, oso, zorro, mono o pingüino ¿cuál elegís?

La receta básica es: cocinar ½ taza de avena arrollada gruesa con 1 taza de agua y una pizca de sal hasta que absorba toda el agua. Fuera del fuego agregarle leche de vaca o vegetal y lo que tengas o quieras ese día: cacao, miel, manteca de maní, algún licuado de frutillas como hizo Cusi para el chanchito o de banana y espinaca para el sapo. No pueden faltar las frutas que pueden ir por arriba o hechas puré, también puede ser frutos secos o compota. ¡Las combinaciones son infinitas! 

Almuerzo o brunch: tostadas de animales

Para el mediodía o para ese desayuno que se junta con el almuerzo, qué mejor que unas tostadas superdivertidas. Elegí un pan casero que puede ser de harina de arroz integral y harina de quínoa, o el lactal que tengas y tostá las rodajas. Prepará cada animalito de esta manera, incluso te pueden ayudar los chicos:

El sapo: untá la tostada con palta pisada con limón, para los ojos dos rodajas de huevo duro y alcaparras o aceitunas negras, y medio tomate cherry a cada lado de la comisura de la boca y un tallo para el labio.
El zorro: cubrí ¾ del pan con queso crema y el resto con hummus de calabaza haciendo la forma de la frente, cortá zanahoria al vapor para las orejas y poné aceitunas en los ojos y hocico.
El pollito: con huevo revuelto y pedacitos de zanahoria.
El pingüino: con bocconcinis, zanahoria y aceitunas.
El leopardo: untá una “mayonesa” de zanahoria procesando zanahorias cocinadas al vapor con jugo de limón, sal y un chorrito de aceite de oliva. Hacé el hocico con una rodajita de queso y un trocito de aceituna. Usá aceitunas negras también para las tiritas y para los ojos.
El pez: es de hummus de porotos blancos (como el hummus de garbanzos, pero con porotos y remolacha al vapor), rabanitos, pepino, chauchas y tomate. 

Para la tarde o el postre: torta de oso

A celebrar el Día del Niño con una rica merienda y esta torta libre de gluten y sin azúcar refinada ni lácteos (apta para los que tengan intolerancias o alergias según corresponda).

El bizcochuelo: procesar 250 g de semillas de girasol peladas hasta obtener una harina. Mezclarla con 250 g de harina de trigo sarranceno, 40 g de cacao amargo y 2 cdtas. de polvo de hornear. Después agregar el líquido de una lata de garbanzos (sin los garbanzos, con ellos hice un riquísimo hummus). El líquido se llama aquafaba y es el mejor reemplazante de huevo para alérgicos y veganos. Como endulzante usá 300 g de miel de caña (o 450 ml de miel de maple) y por último 200 ml de leche. Horneá en molde redondo enmantecado y con papel en la base por 30 minutos aproximadamente.

El frosting para cubrir el bizcochuelo: procesar 1 taza de puré de batatas hechas al vapor, con 2 cdas. de cacao amargo, 50 cc. de leche de almendras, 2 cdas. de aceite de oliva (se puede reemplazar por aceite de coco) y 150 g de chocolate amargo derretido.

La decoración: para las orejas usá dos muffins que se hacen con la misma mezcla del bizcochuelo. Armá la cara del oso con dos rodajitas de banana para las orejas, dos arándanos para los ojos y una cereza sobre crema de maní para el hocico.

¡Este domingo celebrá a pura diversión!

Seguí a Ariadna Gutiérrez en:
Instagram:
@soycusi