Menu & Search
¡A comer pescado!

¡A comer pescado!

¿Sabías que los 19 de cada mes es el día elegido para este menú? Hay muchas razones para sumarlo a las comidas, te las contamos en esta nota.


Es sano sano, fresco, rico en proteínas y beneficioso para la salud, sin embargo son pocas las veces que lo vemos en la mesa de los argentinos. Por eso, desde la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca lanzaron la campaña “El 19 Comé Pescado” para que todos los meses, como sucede los 29 con los ñoquis, ese día se elija alguna carne blanca.

¿Cómo elegirlos y cocinarlos? Consultamos a la cocinera Natacha Peskins, quien nos recomienda tener en cuenta:

  • Aspecto: la piel debe verse brillante y húmeda, al igual que los ojitos; debe sentirse firme al tacto y el color de las agallas bien colorado. El pescado fresco y conservado en buenas condiciones de temperatura no tiene “olor a pescado”, sino aroma fresco y a mar.
  • Usá una tabla especial para cortarlo y limpiarlo para evitar la contaminación cruzada a otros alimentos que estés usando en la cocina.
  • Consumilo en el día.
  • Los pescados también tienen su época: preguntá, fijate cuál es el que está en su momento y comprá ese.

Entre sus principales beneficios, muchas especies contienen ácidos grasos polinsaturados y omega-3, especialmente indicados para reducir el colesterol malo. Es una comida ideal para los niños, solo hay que evitar las espinas y, por eso, Natacha nos dice que los más recomendados son:

  • Merluza
  • Pejerrey
  • Pollo de mar
  • Gatuzo

Si bien con estas variedades “nos aseguramos de que no haya presencia de espinas, igualmente siempre hay que chequear antes de cocinarlos”, dice la cocinera y agrega que “son muy versátiles a la hora de cocinar, por ejemplo la merluza y el pollo de mar pueden ir en filette o molidos y el pejerrey hecho milanesa es una delicia”. Para empezar a sumarlos al menú, nos comprarte tres recetas con pescado para los chicos:

Milanesitas de pejerrey y papas doradas

Batí 2 huevos y condimentá con sal marina y los condimentos que te gusten (ajo, perejil y queso rallado; ralladura de naranja o limón; mostaza; hierbas frescas: especias como pimentón, tandoori, Garam masala, curry). Pasá los filetes de pejerrey por la mezcla y luego por harina.

Para rebozar te doy varias opciones:
-Reemplazá el pan rallado por panko para que te quede más crocante.
-Sumá semillas varias al rebozador.
-Opciones sin TACC: pasar los filetes por huevo y luego por harina de maíz o coco en escamas o rallado y ralladura de limón. Otra opción es cubrirlos con una costra de papas: pelá una papa y cortala en rodajas muy finitas, transparentes. Cubrí el filete imitando las escamas del pescado, condimentá y horneá.

Una vez listos con el rebozado elegido, refrigeralos 20 o 30 minutos y luego horneá. Acompañá con papas al horno y gajos de limón.

Taquitos de pescado

Abrí la heladera y fijate qué vegetales tenés: zanahoria, zuchinni, cebolla, puerro, zapallitos, berenjenas, algún morrón. Cortalos en juliana y saltealos en aceite de oliva con un poco de sal y hierbas frescas. Mientras tanto, cortá bastones del pescado que hayas elegido y cocinalos a la plancha o en el horno. Salá y condimentá con jugo de limón.
Tomá tortillas de trigo o maíz y colocá un poco de las verduras salteadas y algunos bastones de pescado, enrollá y serví acompañado de otros vegetales y algún dressing o aderezo en el que los chicos puedan ir mojando el taquito a medida que van comiendo.

Con pescado molido

Moler 1 kilo de merluza y preparar formitas, albondiguitas o hamburguesas.
Por cada kilo de pescado molido vas a necesitar dos huevos batidos, perejil fresco y una zanahoria más una cebolla o un puerro, picados muy chiquitito y salteados en aceite de oliva.
Colocá todos esos ingredientes en un bol y amasá hasta que tome forma homogénea. Refrigerá 1 hora en heladera.
Para hacer albondiguitas: armá bolitas y pasalas por huevo, harina y el rebozador que elijas. Podés hornearlas, pero fritas son más deliciosas.
Para hacer hamburguesas: armá bolitas y luego aplastalas para darles forma redonda. Podés rebozarlas, pero congelalas por 30 minutos antes de cocinarlas.
Para hacer las formitas: estirá la mezcla sobre una placa cubierta con papel film y refrigerala 30 minutos. Luego cortá con el cortapastas que prefieras y rebozá normalmente. Horneá o freí en abundante aceite.

¡Ya tenés varias opciones para este 19 y los meses próximos! Claro que si querés sumar otros días, ¡no estaría mal!

Seguí a Natacha Peskins en:
Instagram:
@lamesadeloschicos