Menu & Search
Comer sano: mitos y verdades

Comer sano: mitos y verdades

El 28 de mayo es el Día Mundial de la Nutrición, nos adelantamos para sacarnos las dudas sobre esas creencias que resaltan o demonizan las propiedades de un alimento.


Que este alimento hace bien, que el otro hace mal, que hay que dejar de consumir tal o cual. Es mucha y muy variada la información que recibimos todos los días sobre cómo debe ser una buena alimentación. La realidad es que no es lo mismo comer que nutrirnos, por eso le pedimos a la Health Coach Piqui Méndez que nos devele algunos mitos y sus verdades para ayudarnos a elegir mejor y esto nos contó:

MITO: las harinas son malas
VERDAD:
decir que todas las harinas son malas es ser demasiado generalista. La creencia popular cuando habla de harinas hace referencia a la harina de trigo refinada. Es cierto que aportan muchos menos nutrientes que las harinas integrales. Sin embargo, hay un montón de harinas que son saludables en la alimentación: de legumbres como por ejemplo la de garbanzos, de cereales como la de arroz integral; de frutos secos como la de almendras; de frutas como la de coco.

MITO: los carbohidratos hacen daño
VERDAD
: en una alimentación saludable son necesarios todos los macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas) porque cada uno cumple una función específica en nuestro organismo. Es importante entender qué tipo de carbohidratos consumimos porque generan una respuesta diferente en el cuerpo. Los carbohidratos enteros y sin procesar son saludables, son alimentos que conservan intactos sus nutrientes y una gran fuente de energía. En cambio, los carbohidratos refinados son aquellos sin fibra y sin contenido nutricional. La clave está en elegir aquellos carbohidratos buenos para la salud y reemplazar aquellos refinados por los más naturales, como legumbres, cereales, frutas y verduras.

MITO: una alimentación saludable requiere de una ingesta restringida de calorías
VERDAD:
en la alimentación saludable contamos nutrientes en vez de calorías. Claramente no es lo mismo consumir 200 calorías de espinaca que 200 calorías de caramelos. No todas las calorías son iguales. La alimentación saludable hace hincapié en la calidad de los alimentos, se cuentan nutrientes más que calorías porque todo lo que comemos repercute en nuestro organismo. Es información que se le da a las células y cada alimento va a determinar cómo nos sentimos tanto física como emocionalmente.

MITO: consumir alimentos saludables es demasiado caro
VERDAD:
la alimentación saludable no necesariamente es más cara, todo depende de las elecciones que hagamos y de cómo nos organizamos. Teniendo en cuenta que la principal función de los alimentos es nutrirnos, al priorizar alimentos reales e integrales (los alimentos saludables), lograremos saciedad sin necesidad de comer en cantidades extremas; cosa que no pasa con un alimento bajo en nutrientes, que, al no cumplir su función vamos a comer en mayor cantidad, generando esa “adicción” y ganas de seguir comiendo. Algunas ideas para comer saludable con poco presupuesto:
– Priorizar frutas, verduras, legumbres, cereales, semillas y frutos secos (que en general se venden a granel y sin etiquetas).
– Las frutas y verduras de estación suelen ser más baratas, además de más ricas.
– Tener una huerta en tu casa/balcón.
– Animarte a cocinar.

MITO: solo hay que consumir la clara del huevo porque la yema no es buena para la salud
VERDAD:
durante mucho tiempo se creyó que la yema de huevo era mala. Esto se debe a que se creía que las grasas saturadas generaban colesterol alto y afectaban la salud cardiovascular. Hoy hay varios estudios que demuestran lo contrario. El colesterol en las yemas de huevo no está relacionado con los niveles de colesterol altos en el cuerpo o las enfermedades cardíacas. El huevo (entero) es uno de los alimentos más perfectos. La yema tiene una gran concentración de nutrientes, sobre todo grasas buenas para el organismo.

Los alimentos no son buenos ni malos, sólo debemos aprender cómo consumirlos para que nos aporten una alimentación más saludable y nutritiva.

Seguí a Piqui Méndez en:
Instagram:
@piquimendez
Web: www.piquimendez.com