Menu & Search
Volcán de chocolate, pura dulzura para papá

Volcán de chocolate, pura dulzura para papá

En su día, decile cuánto lo querés con este postre que lo va a derretir.


Una rica comida conquista cualquier corazón, más cuando es hecha por un hijo para su papá. Y, si es algo dulce, ¡mejor! Para este día del padre te proponemos hacerle un volcán de chocolate con esta receta superfácil y deliciosa que nos comparte la cocinera Vero Danelon.

Ingredientes
150 g de chocolate semiamargo.
150 g de manteca
1 cdta. de esencia de vainilla
3 huevos
3 yemas
1 ½ tz. de azúcar
½ tz. de harina.

Preparación: poner el chocolate en un bol junto a la manteca y derretir a baño maría hasta tener una mezcla homogénea. Agregar la esencia de vainilla y dejar entibiar. En otro bol batir los huevos y yemas por 1 minuto, agregar el azúcar de a poco y unir bien. Agregar la mezcla de chocolate y luego la harina.
Enmantecar y luego enharinar 6 moldes individuales. Verter la mezcla en los moldes, dejando 2 cms. antes de llegar al borde sin contenido. Enfriar al menos 2 horas o preparar con un día de anticipación.
Colocar en horno precalentado a 200ºC durante 12 a 14 minutos (el centro debe quedar algo líquido), inmediatamente pasarle un cuchillo alrededor y desmoldar sobre un plato. Servir con helado, crema o salsa de frambuesa.

Tips para lograr un volcán de chocolate perfecto

Antes de ponernos en acción, es importante tener en cuenta estas recomendaciones que nos da Vero para que nada falle:

  • Utilizar un buen chocolate semiamargo.
  • Precalentar el horno a 190°/200°, ya que si el horno está frío se nos hunde el volcán.
  • Enmantecar y, en vez de enharinar, usar cacao en polvo (de esta manera nos quedan más prolijos, uniformes y evitamos el sabor a harina sumándole más sabor a chocolate).
  • Una vez listos los moldes llevarlos a heladera, al estar fríos hace que no se integre la preparación del volcán con la manteca y el cacao que utilizamos para enmantecar, haciendo el momento de desmoldar mucho más fácil.
  • Atentos al tiempo de cocción ¡no pasarse!
  • Por fuera debe ser crocante, brilloso y por dentro muy cremoso (no crudo).
  • Una vez listos es fundamental dejar reposar o enfriar 2/5 minutos, ayudarse con un cuchillo si fuera necesario para desmoldar.
  • Importante, desmoldar en el plato que elegimos para servir así evitamos muchos movimientos y que se rompa.

Ahora sí, a prepararlo y a cucharear junto con papá.

Seguí a Vero Danelon en:
Instagram:
@lacuisinedevero