Menu & Search
Bebés y Celiaquía

Bebés y Celiaquía

Durante los primeros meses de vida del bebé, la leche es el único alimento de su dieta, que le aporta todos los nutrientes y la energía que necesita para su desarrollo. A partir de los 5 o 6 meses (otros especialistas lo recomiendan a partir de los 12 meses), los bebés inician la alimentación complementaria, es decir, la introducción de alimentos diferentes a la leche. Esto implica incorporar en la alimentación algunos productos como papillas, fideos, cereales, que pueden contener gluten, y por lo tanto, pueden manifestarse los primeros síntomas de la celiaquía.


¿Es posible prevenir la celiaquía?

Es muy importante mencionar que el bebé no nace con la condición desarrollada (es decir, no nace celíaco), sino que nace con la predisposición genética a padecerla y puede desarrollarse – o no- en algún momento de su vida.

Si bien la celiaquía no se hereda, los bebés de padres celíacos, al tratarse de una condición genética, tendrán predisposición a padecerla.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes en la población infantil?

Los niños suelen presentar síntomas muy característicos, debido a que la intolerancia al gluten genera una malabsorción de los nutrientes, ellos pueden ser:

  • Diarrea crónica o estreñimiento.
  • Pérdida de peso, a pesar de tener buen apetito.
  • Anemia.
  • Dolores e hinchazón abdominal.
  • Gases y cólicos intestinales.
  • Retraso en el crecimiento.
  • Defectos en el esmalte dental.
  • Fatiga o falta de energía.
  • Dolor en huesos y articulaciones.
  • Fracturas recurrentes.
  • Heces malolientes y pálidas.

Lo importante es estar alerta si aparecen algunos de estos síntomas, sobre todo si el niño ha ingerido algún alimento con gluten.

¿Cómo saber si el bebé tiene celiaquía?

Ante la duda o la aparición de alguno de los síntomas, es aconsejable acudir al pediatra para estudiar a la niña o niño y establecer un diagnóstico. El profesional es quien podrá indicar los estudios necesarios y aconsejar qué hacer en estos casos.

En Argentina, se estima que uno de cada 80 niños puede ser celíaco, por eso es tan importante estar atentos a los síntomas y que el niño pueda llegar al diagnóstico lo antes posible. Esto permitirá que crezca, se desarrolle normalmente y sea un niño sano.

Ante cualquier duda, no dejes de consultar con tu médico especialista.
Más información: Asociación Celíaca Argentina http://celiaco.org/