Menu & Search
Pitch final: una oportunidad de generar impacto

Pitch final: una oportunidad de generar impacto

El programa de capacitación de Disco y Voces Vitales, Mujeres Transformadoras, transita su etapa final. Durante octubre, las emprendedoras de Córdoba recibieron la esperada clase para preparar su pitch final, en noviembre. Allí, el jurado elegirá a las finalistas y a la ganadora de los $100.000.


Con ansiedad y alegría se vivió el último taller de Mujeres Transformadoras en Córdoba. El 5 de octubre, las participantes de este programa organizado por Disco Argentina con el apoyo de Voces Vitales, se encontraron nuevamente con Verónica Sirkovich, que en esta oportunidad las guio en diferentes ejercicios y prácticas para el armado de su Elevator Pitch. En la gran final, las Mujeres Transformadoras tendrán 3 minutos para “mostrar qué les apasiona y qué están ofreciendo al mundo con su emprendimiento”, sostiene Vero, y sobre la última capacitación aporta: “Realizamos un encuentro muy ágil y ameno, donde fueron aprendiendo diferentes recursos discursivos, emocionales y corporales, para poder llegar afianzadas a la fecha de presentación”.

Las tres finalistas recibirán un mentoreo gratuito por parte de Voces Vitales y gift cards de Censosud, y la ganadora será acreedora de $100.000 para invertir en su emprendimiento. Asimismo, todas las emprendedoras que hayan completado la capacitación recibirán un diploma de asistencia.

Algunos testimonios

Mariana Santillán es licenciada en RRHH y amante de la lectura. No fue sino hasta el momento en que fue mamá que se dio cuenta de lo valioso que es crear recuerdos para los más chiquitos y así nació Nubenejo. Sábanas para niños con cuentos estampados fomentan la lectura a la hora de dormir. Sobre su participación en Mujeres Transformadoras, ella comparte: “Estoy agradecida por las posibilidades que me brindó el programa, me siento comprometida a aplicar lo aprendido y, ojalá pronto, devolver a la comunidad todo lo que aprendí a través del crecimiento de la marca y de la posibilidad de brindar trabajo a otros”.

Särama Joyas es el emprendimiento de Claudia Gutiérrez Martínez. Orfebre, fabrica y compone piezas para terceros, si bien su objetivo a largo plazo es diseñar y vender sus propias creaciones. Gracias a Mujeres Transformadoras Claudia asegura: “aprendí a amar mi proyecto y a tenerle más confianza, además de enfrentarme a cuestiones desatendidas y a superar mi timidez”.

Me inscribí en Mujeres Transformadoras porque necesitaba acompañamiento: quería profesionalizar lo que comenzó como un hobby, hacer un cambio en la imagen y ampliar la línea de productos”, cuenta Virginia Guisandez. Su emprendimiento, Pancitas Crochet, incluye muñecos y amigurumis para niños y bebés, como recuerdo para los turistas que visitan Villa General Belgrano, su ciudad.

Motivarnos a creer en nosotras mismas fue la enseñanza más fuerte de Mujeres Transformadoras”, afirma Diana González, que se anotó en el programa para ordenar y dar entidad a una nueva unidad de negocios. Diseñadora de interiores y creadora de Mientras Tanto Deco Papel, el suyo es un emprendimiento de objetos para eventos realizados en papel calado: guirnaldas, invitaciones y toppers, entre otros productos.

Marcela Sierra es contadora y la creadora de Infantia, una marca dedicada a diseñar y confeccionar ajuares para bebés, blanquería y accesorios que van desde almohadones de lactancia hasta cambiadores. Las capacitaciones de Mujeres Transformadoras fueron para Marcela “un trabajo de introspección no sólo profesional sino también personal”.

Mientras cursaba la carrera de Diseño de Indumentaria, Yanina Perez Patané creó Kaetana, marca de accesorios para mujeres que le permitió pagar sus estudios. Hoy, 5 años después, es un estudio de Diseño integral que además de producir prendas y accesorios, brinda talleres. Sobre las últimas capacitaciones, comparte: “me ayudaron a pararme de un modo diferente frente a mi proyecto, y a cuestionarme mis creencias, miedos y emociones”.

Como afirma Verónica Sircovich,  el pitch final “es la gran oportunidad que tienen las emprendedoras para mostrar quiénes son, cuánto valen y de qué son capaces”. Así, en noviembre llega ese gran día para las Mujeres Transformadoras.